Seguidores

jueves, 23 de septiembre de 2010

Cosas que me han preguntado y que me he preguntado.

En los últimos meses, me han preguntado con alguna frecuencia si me dedico a escribir, si me dedico a cuestiones filosóficas, o tal vez de publicidad (cosas que no necesariamente van de la mano en mi mente), pero no, la realidad es que no, a ninguna de las anteriores.

Creo que una persona puede escribir lo que desee, sin olvidar por supuesto lo que sabiamente cita el proverbio hindú "Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio", siempre he creído que la sabiduría hindú no por nada es milenaria.

Así es que, procuro que lo que escribo, pueda ser un poco más inteligente que lo que hablo. Tengo la firme idea de que cuando escribimos, la pausa que nos da el teclear cada una de nuestras palabras, da también una pausa para la mente, para que ella pueda pensar un poco lo que con más calma dice.

Y volviendo entonces al punto de partida, creo que puedo contestar que sí, me dedico a escribir, como muchas personas lo hacen. Que sí, también me dedico a filosofar, o al menos lo intento cada vez que miro un atardecer por mi ventana y también me dedico a la publicidad, a la publicidad de palabras, de ideas, de sueños, de metas y entonces sí, todo se une en una mente que de vez en cuando pretende compartir un poco de lo que sabe.

Este blog está dedicado a todos aquellos que me han dicho "Zazil, ¿de dónde sacas todo lo que escribes? Tal vez debieras escribirlo todo en algún lado." También está dedicado a todos aquellos que alguna vez me han animado a seguir adelante, a no quedarme callada y a ser esta izquierdista de corazón, que no tolera la injusticia. Está dedicado a mi madre, que es probablemente la persona más increíble que he conocido.

A Aurelio y Galdina... mis ángeles guardianes.


1 comentario:

  1. wooow! fantástico, me encanta que exista gente de izquierda como tu, acabo de descubrir una parte muy agradable de ser felices con la izquierda y sentirla de corazón como dices.
    saludos tony de Mérida.
    Aveces cuando admiramos mucho a alguien hablamos de más jeje "por lo del proverbio hindú"

    ResponderEliminar