Seguidores

miércoles, 6 de abril de 2011

El desafuero moral

Columna publicada en www.sdpnoticias.com el 20 de octubre de 2010


2004, la Procuraduría General de la República (PGR), a solicitud expresa del Poder Judicial de la Federación, solicitó a la Cámara de Diputados el inicio del proceso para retirar la inmunidad jurídica a Andrés Manuel López Obrador por su presunto desacato a una orden judicial mediante un Juicio de Procedencia o “Desafuero”.

2010 El PAN presenta una denuncia ante el IFE en contra de López Obrador por presuntos “actos anticipados de campaña” y “Daño a la imagen de Felipe Calderón”.
7 de abril 2005: López Obrador se defendió en una reunión de diputados enfrentando el proceso de desafuero.

20 de octubre de 2010: López Obrador tendrá que comparecer ante el Instituto Federal Electoral y defenderse para lo que, sin duda alguna, puede entenderse como un “desafuero” moral.

Es cierto que la historia se repite, pero muchas veces no es por voluntad de ella, sino de los actores que la crean.

El proceso del desafuero inició dos años antes de que oficialmente comenzaran las campañas presidenciales para el proceso del 2006. Coincidentemente, casi dos años antes de las campañas del 2012, inicia ahora un procedimiento que pretende, seguramente, lograr que Andrés Manuel no pueda contender en esas elecciones como candidato a la presidencia de la República.

Esta semana ha sido verdaderamente trascendente en relación a lo que está por venir en el 2012. Hemos sido testigos de alianzas que se están formando amarradas con los hilos de traición ideológica y de falta de compromiso social. Hemos presenciado una más de las acciones del “nuevo PRI” que renuncia a lo pactado para reducir el IVA, para regresar al “viejo PRI”, a los amarres en lo oculto y la codicia económica. Hemos sido testigos del nacimiento de un Ebrard embriagado de poder y ambición desmedida que no le conducirán a ningún lado, más que al fracaso al que está destinado.

El día de mañana, Andrés Manuel se volverá a ver la cara con una de las instituciones partícipes en el fraude electoral del 2006. Volverá a defender sus ideales y su proyecto, pero sobre todo, tendrá que defenderse a sí mismo y a todos los que lo apoyamos.

El día de mañana Andrés tendrá que demostrar que el Derecho le asiste, tendrá que demostrar que es un político de nivel, que no es lo que las personas manipuladas por los medios suponen, tendrá que demostrar que es un estadista, tendrá que defender un proyecto que es el único que puede cambiar la situación de nuestro país. El día de mañana inicia una vez más, la lucha contra las instituciones, y será también un día más para demostrar que Andrés Manuel López Obrador no está solo, muchos estamos con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario