Seguidores

martes, 5 de abril de 2011

La Importancia de Ser Oportunos

Columna publicada en www.sdpnoticias.com el 11 de octubre de 2010
 
Me gustaría iniciar esta columna con una pregunta: ¿Considera usted que México necesita que las resoluciones dictadas por los tribunales federales sean correctas al momento de ser emitidas, o corregidas en un futuro, con el paso del tiempo?

En el III Seminario Internacional del Observatorio Judicial Electoral, durante la última mesa de trabajo, la Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hizo una muy relevante declaración, y cito: “Después de unos meses de haberlas resuelto y votado en la propia sala, en lo personal yo pudiera modificar o atenuar mi propio criterio como magistrada o ponente en la sala… se puede evitar la fluctuación de criterios al discutir y analizar cada sentencia.”

Si bien el comentario nació en discusión de otra resolución, viene a colación tal afirmación, al calor de las últimas censuras a los spots del Partido del Trabajo, en los cuales Andrés Manuel López Obrador presentaba 10 puntos de un proyecto mediante el cual se pretende lograr una transformación del país, y aquel en el cual se denuncia la injusticia cometida nuevamente por la “mafia del poder”.

Es probablemente una de las menos populares actitudes que se pueden tomar en una columna de opinión, pero inevitablemente tenemos que entrar al territorio jurídico para poder entender el por qué dichos spots no debieron en ningún momento ser censurados bajo el argumento de causar daños graves e irreparables a la imagen presidencial o a la futura contienda electoral a celebrarse el 2012.

Cabe mencionar que en términos de lo previsto en los artículos 41, fracciones I y II, inciso g), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 25, 26 y 49, párrafo 6, del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan y que se reflejan, entre otros instrumentos, en su programa de acción, donde proponen precisamente políticas tendentes a resolver los problemas nacionales, las cuales tienen derecho a difundir en radio y televisión conforme a los tiempos que para la transmisión de dichos mensajes les asigne el Instituto Federal Electoral.

Entonces, ya que sabemos en parte una de las finalidades de los partidos podemos preguntarnos: ¿no era precisamente la finalidad del PT involucrar a los ciudadanos en la vida democrática del país en el que residen, mediante la presentación de ideas políticas que dicho partido apoya?

En un orden de ideas lógico, hagamos un segundo análisis, ahora, del contenido de los dos “spots” censurados:

En el primer spot se advierte que un partido político (Partido del Trabajo), en voz de un ciudadano (Andrés Manuel López Obrador), expone ideas sobre diversos temas que, desde su punto de vista, podrían ayudar a mejorar la situación del país.
En el segundo anuncio, el mismo partido hace referencia a la censura del primer spot, pero en esta ocasión, se agrega que tal fue censurado por “la mafia del poder”.

Si interpretamos ambos anuncios en contrario sentido, podemos ver que en estos mensajes no se hace mención alguna a elección, precandidatura o candidatura alguna, no se difunde propaganda electoral ni se realiza actividad proselitista ni se solicita el voto ciudadano.
Considerando las prohibiciones previstas por el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, podemos ver que no se desprende que un servidor público, poder público, órgano autónomo, dependencia o entidad de la administración pública o cualquiera otro ente de los tres órdenes de gobierno, lleve a cabo promoción personalizada alguna.

Dadas estas situaciones, podemos ver que ambos promocionales no contienen información o alusión alguna que pretenda posicionar o promocionar la imagen de Andrés Manuel López Obrador, en forma anticipada al proceso electoral federal 2011-2012, ya que puede apreciarse claramente que la finalidad de ambos es establecer lo que para el Partido del Trabajo es un proyecto de nación, que no tiene como propósito esencial el difundir la imagen de Andrés Manuel como aspirante a un cargo de elección popular, en específico de Presidente de la República.

¿Será posible que con el paso del tiempo los magistrados cambien sus criterios en cuanto a la resolución? Una cosa queda perfectamente clara, en el caso de AMLO, estas resoluciones no detendrán un movimiento que ha sido construido desde cero, pero esperemos que para futuras decisiones, los magistrados decidan ser oportunos, actuando justamente desde la resolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario