Seguidores

viernes, 29 de abril de 2011

Marcelito, PAN y ¿vino?

Columna publicada en sdpnoticias.com


Los políticos  actuales aparentemente tiene la misión de recordarme con sus vidas novelas, películas o ya, de perdida, títulos de películas, como en este caso.

Yo estoy totalmente de acuerdo en que en nuestra vida personal, podemos hacer lo que se nos de la regalada gana, pero ¿las cosas funcionan de igual manera en la vida pública?

Aparte de su vida privada, que francamente no me genera mucha preocupación, desde 1989, Marcelo Luis Ebrard Casaubón ha estado viviendo una vida política, que sí me resulta en extremo interesante.

De 1989-1990 fue secretario general del PRI en el D.F., en 1992 fue nombrado Secretario General de lo que antes fuera el Departamento del Distrito Federal y por un breve tiempo, Subsecretario de Relaciones Exteriores, de 1993 a 1994, ambos bajo el mandato de Manuel Camacho Solís. En ese entonces era Marcelo un político priísta prometedor.

Sin embargo, en 1997, Marcelo fue electo diputado por el Partido Verde Ecologista de México, sin embargo, meses después, en 1998 renunció a tal partido y continuó como diputado independiente.

Junto con Camacho Solís, formó el Partido del Centro Democrático, partido que participó en las elecciones de 2000 con Camacho como candidato a la presidencia y Ebrard como candidato al GDF, candidatura que declinara posteriormente a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Y sí, así ha resultado la vida política de nuestro actual Jefe de Gobierno que pasó de ser de un partido de derecha, a uno de centro a uno de izquierda… y está bien, todo mundo puede cambiar de partido cuantas veces quiera… pero ¿de ideología política se cambia tan fácilmente?

Finalmente con las declaraciones que ha hecho el Jefe de Gobierno en torno a la “guerra” de calderón contra el narco nos dicen que Marcelo está listo para hacer su salto de nuevo a la derecha, así que Marcelito va con el PAN, y bueno, ¿con quién se puede negociar esta transición mejor que con Felipe calderón?

Es evidente que Marcelo ha dejado de ser “el carnal”, se lo decía yo desde hace varios meses a un grupo de amigos, Ebrard nunca ha sido de izquierda, que se acomodara en la misma y mantuviera las políticas de gobierno que implantó Andrés Manuel durante su gobierno fue mero requisito para no perder el respeto que la gente le tiene, que cabe mencionar, no se gano a pulso, sino que fue un efecto “cascada” que recibió por parte de la popularidad que Andrés Manuel tiene, y esa sí, ganada a título personal.

A Marcelo se le olvida que el cargo que actualmente ocupa lo ganó por ser el candidato que Andrés Manuel impulsó. Se le olvida que la gente aún recuerda que quien inició los programas sociales fue López Obrador, se le olvida que quien ha recorrido el país de punta a punta, a ras del suelo no ha sido él, sino el candidato de la izquierda que verdaderamente está mejor posicionado, porque las encuestas aplicadas a sectores muy limitados de población, no reflejan lo que un grupo social mayoritario, el de las pequeñas ciudades, los municipios, las rancherías, esos lugares que ni Marcelo ni Calderón conocen del país, esos, los olvidados por la derecha, los olvidados por 70 años del PRI y 10 del PAN, esos van a hacer la diferencia en un 2012 en el que Marcelo, si compite, no va a ganar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario