Seguidores

jueves, 28 de abril de 2011

Ya 10 años

Columna publicada el 25 de noviembre de 2010 en sdpnoticias.com



Parece que fue ayer que se celebraron las elecciones del cambio, parece que fue ayer que muchos ciudadanos salieron a las calles y votaron para dejarnos a nosotros un México mejor, donde existiera progreso, empleo y ¡caray!, que orgullosa me siento de aquella presidencia que logró derrocar al PRI, después de 70 años en el poder, Vicente Fox, el hombre que encabezó ese cambio.

Lo mejor de todo es que a mí en el año 2006, en los primeros comicios para elegir presidente en los que participé, me tocó presenciar la forma en la que nuevamente se renovó esa presidencia del cambio, con total honestidad, en una campaña llena de franqueza absoluta, con ejemplos de rectitud política y, sobre todo, con una contienda electoral limpia, desde el inicio, hasta el fin, cuando se votó por el presidente que nos ha dado seguridad, educación y –sobre todo- empleo, sexenio de oro que aún vivimos bajo el mandato de Felipe Calderón.

Es por eso que el próximo 28 de noviembre, celebraremos, como mexicanos unidos al grito de libertad y progreso, los 10 años del PAN en el gobierno, diez años de éxito que merecen ser celebrados. ¿El lugar? Auditorio Nacional, emblemático lugar donde ahora, nuestro presidente, arrancó su presidencia el 1 de diciembre de 2006.

Vamos, ni haciendo mucho esfuerzo puedo extender más el sarcasmo sin asquearme tanto. ¿De verdad el PAN es tan conformista como para celebrar 10 años en el poder… sin poder en 10 años?

En el 2000, se vendió la idea maravillosamente publicitada de que el PAN significaría el cambio para este país, que sería la transición de un gobierno cansado y desgastado, encabezado por el PRI, a uno de progreso, equidad y justicia liderado por el blanquiazul.

Y sí, finalmente ganó Fox, por una amplia mayoría que decidió que lo que el vendía era lo necesario para que el país cambiara y no solamente no cambió, sino que además de seguir igual, tuvimos a uno de los presidentes más ignorantes de la historia del país que nos honró con comentarios como “Borgues” y su emblemático “Hoy, hoy, hoy” que se quedó en ayer, ayer, mañana, pasado y siempre no.

No conformes con eso, ahora tenemos un gobierno encabezado por Felipe Calderón, quién llegó a la presidencia por medio de un fraude electoral fuertísimo, que acudió a ponerse la banda presidencial entrando por la puerta de atrás de San Lázaro y que, a la fecha, no ha puesto pie en dicho recinto y que seguramente, en lo que resta de su sexenio, solo creará más problemas nacionales que su antecesor, porque por los compromisos adquiridos para llegar a su presidencia, puede hacer de todo, menos gobernar.

Pues sí, ese tipo de eventos son los que celebran los panistas, yo por mi parte no celebro casi 31,000 muertes en el país, ni miles de mujeres y niños desaparecidos por la trata de personas, ni celebro la muy posible intervención militar estadounidense en el país, ni celebro la repartición del dinero del pueblo en presupuestos de negociación turbia, ni celebro en general, 10 años en donde francamente, si me dieran a escoger, preferiría al PRI que al PAN, 10 años con ellos en el poder ya fueron demasiados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario