Seguidores

lunes, 27 de junio de 2011

De vírgenes y de votos

El día de ayer la siguiente imagen apareció en twitter, creando un revuelo interesantísimo, a continuación, la manzana de la discordia:



¿Y Ella por quién votaría? Es la pregunta que plantea este anuncio patrocinado por www.votocatolico.com

Como ya lo he comentado antes, la laicidad del Estado es una de las cualidades más importantes del mismo y la que le permite actuar en completa libertad sobre todo el patrimonio y los bienes del mismo. Es también el medio por el cual la libertad de credo puede ser refrendada dentro del mismo Estado y, por lo tanto, la libertad –garantía suprema que otorga la Constitución- es respetada.

Es por estas razones que el anuncio arriba mostrado, es perturbador, inquietante y francamente ofensivo para todos aquellos que defendemos el Estado laico y que detestamos los actos inconstitucionales.

Aunado a esto, me permití entrar al sitio de internet de tal grupo, y en el mismo me encontré con una serie de promocionales en contra del aborto, la homosexualidad, la eutanasia y la legalización de las drogas.

Con estos temas, Voto Católico pretende invitar a la sociedad a votar en las elecciones en Nayarit, Coahuila, Estado de México e Hidalgo, pero no por promover el voto per se, sino por buscar intereses claramente eclesiásticos, utilizando la estructura electoral del país, que ya de por sí se encuentra lo suficientemente dañada como para soportar los arribistas intentos de un grupo evidentemente radical y –repito- eclesiástico.

El voto sí es importante, es la única forma mediante la cual se puede lograr una transformación no violenta en el país, pero no solo es votar por el hecho de votar, es votar de manera informada, de manera consciente, de manera responsable. Votar porque un grupo radical de la iglesia católica sugiere que la libertad de elección de todas las personas no debe permitir ciertas decisiones, es votar por ignorancia, no por convicción.

Para ilustrar mejor lo que les digo, visiten el enlace http://www.votocatolico.com/estado-de-mexico/ en donde se hace campaña evidentemente abierta a favor del candidato del PAN no por sus propuestas políticas, sino por sus convicciones espirituales, lo cual es horroroso.

Así las cosas, yo los invito a votar en estos Estados en sus respectivas elecciones, pero no por miedo, mala información o influencias eclesiásticas, los invito a votar porque es su derecho como ciudadanos, porque nadie puede quitárselos, porque con su voto tienen que manifestar su molestia por los malos gobiernos o su aprobación por las acciones que les agraden.

Que se vote, sí, pero por educación ciudadana y convicción personal, no por influencia radical y discriminatoria de un grupo perteneciente a una iglesia que ha sido cómplice, por años, de los más atroces crímenes del país.

3 comentarios:

  1. Muy buen artículo, da en el clavo con el asunto de esa web. Esperemos que las personas hagan caso omiso a ello y puedan ejercer su derecho usando la razón.

    ResponderEliminar
  2. Mi voto es independiente a credos y a los fanatismos.

    Aun así resulta interesante pensar por quien votaría la morenita. (probablemente también anularía su voto)

    ResponderEliminar
  3. De que nos valen las leyes de reforma, de que vale que el pueblo intente a groso modo mejorar su país, cuando aun existe este tipo de... no se ni como decirlo. Lo que si puedo decir es que es más que sobresaliente tu articulo y tu punto de vista genial, me has dejado sin palabras felicidades.

    ResponderEliminar