Seguidores

miércoles, 1 de junio de 2011

Desaforatum est.

El lunes pasado, la Sección Instructora aprobó por unanimidad dar inicio al juicio de procedencia (comúnmente llamado desafuero) en contra de Julio César Godoy Toscano, la mesa directiva convocó a una sesión extraordinaria, para el día de ayer a las 16:00 horas, en la que el pleno, convertido en jurado de procedencia, escucharía a ambas partes y posteriormente votaría la resolución final.

La sesión del pleno dio inicio a las 16:45 horas, misma que solamente contenía en el orden del día el juicio de procedencia para desaforar a Julio César Godoy.

El 23 de septiembre pasado, contra lo que se tenía dispuesto, o por lo menos contra lo que se esperaba, con la ayuda de otros diputados, Godoy Toscano ingresó al recinto de la Cámara, para tomar protesta a su cargo como diputado y así, obtener el fuero que prevé la Constitución, para quien asume ese  cargo.

En esa misma fecha, Godoy Toscano aseguró que se defendería, "Ahora en estos momentos con la capacidad que tengo de presentarme ante las autoridades voy a defenderme de manera más directa, lo haré porque tengo la razón, no soy ningún delincuente”, dijo. El día de ayer, no se presentó en la Cámara.

En una hora con doce minutos, se llevó a cabo un hecho histórico en la Cámara de Diputados, es la primera vez en la historia del Poder Legislativo mexicano, que dicha Cámara determina desaforar a uno de sus integrantes por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Con 384 votos a favor, dos en contra y 22 abstenciones, el pleno retiró el fuero a quien hasta el día de ayer fuera diputado federal, con lo cual queda sujeto a proceso para la investigación de los probables hechos delictivos. Ahora, en esta sección me permito señalar, por si no ha llegado a su ojo crítico, el hecho de que esas cantidades suman 408 diputados. ¿Y los otros 92? En fin.

Es verdad, con una amplia mayoría se retiro el fuero a Godoy Toscano, sin embargo, es importante también recalcar, que todo este procedimiento se llevó a cabo bajo el amparo de las cúpulas del PRI y del PAN, que en septiembre Godoy Toscano pudo adquirir el fuero que hoy, esos mismos partidos, junto con la bancada del PRD, le retiran.

Me parece que de este proceso, lo más importante que se debe rescatar, es la necesidad inmediata de que constitucionalistas revisen y modifiquen esta figura constitucional, de tal forma que siga otorgando la protección que tiene por objeto proveer, sin que sea utilizado como un escudo que permita la comisión de delitos so pretexto del mismo o, como en este caso, que sea adquirido para evitar procesos penales.

Para Godoy Toscano, apenas comienza una larga etapa, que casi podría augurar, no terminará bien para él y su libertad. Para los diputados que participaron en la toma de protesta y en el desafuero de Godoy, lo que queda es demostrar que esto no fue un hecho prefabricado, y que a partir de ahora, abren la puerta para que cualquier servidor público que pueda ser sujeto a proceso penal, no pueda resguardarse en el fuero, como muchos lo hacen actualmente. ¿Serán capaces de enfrentar tal reto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario